Comprar casa sin crédito puede parecer una tarea difícil, pero no es imposible. En este artículo, te proporcionaremos los mejores consejos y estrategias para comprar una casa sin necesidad de un historial crediticio.

Sigue leyendo para descubrir cómo puedes hacer realidad tu sueño de ser propietario de una casa en los Estados Unidos.

¿Es posible comprar casa sin crédito?

Si estás pensando en comprar una casa pero no cuentas con historial de crédito, ¡no te preocupes! Aunque puede parecer difícil, existen opciones para que puedas adquirir tu hogar sin tener una buena calificación crediticia.

Es cierto que los bancos y otros prestamistas evalúan el riesgo de prestarte dinero en base a tu historial crediticio y puntaje de crédito. Pero no todo está perdido. Si tienes ahorros o dinero en efectivo, ¡ese puede ser tu salvavidas! Contar con un buen capital te permitirá aumentar tus posibilidades de obtener la aprobación de un préstamo hipotecario.

Otra opción es buscar un co-acreditado. Esto significa que puedes solicitar el préstamo hipotecario con alguien que tenga un buen historial de crédito, como un familiar o amigo cercano, para que te respalde en la solicitud del préstamo. De esta forma, puedes contar con una mejor calificación crediticia.

Además, existen opciones de financiamiento de vivienda con requisitos flexibles, donde los puntajes de crédito no son tan relevantes. Estos programas de préstamos hipotecarios están diseñados para ayudar a las personas a obtener una vivienda, incluso si no tienen un buen historial crediticio.

¿Cómo comprar una casa si no tengo crédito en USA?

Una de las alternativas más populares es buscar propiedades que estén a la venta con un dueño que ofrezca financiamiento directo. De esta manera, podrás negociar términos de pago que sean accesibles para ti y sin necesidad de recurrir a préstamos bancarios.

Otra opción es buscar propiedades que requieran reparaciones o renovaciones, ya que su valor puede ser menor y contar con mejores opciones de financiamiento. También es importante considerar la ubicación de la propiedad, puesto que puede influir en su valor y las opciones de pago que se presenten.

Si tienes una cantidad de dinero ahorrado, puedes utilizarlo como pago inicial y buscar opciones de financiamiento privado. Existen empresas y particulares que ofrecen préstamos para la compra de propiedades sin la necesidad de tener un excelente historial crediticio.

Si esto no fuera suficiente, existen otras alternativas como:

Préstamos no Conformes o "Non-Conforming Loan"

Los préstamos no conformes son una opción de financiamiento para aquellos que no cumplen con las directrices de las empresas respaldadas por el gobierno de Estados Unidos. A diferencia de los préstamos convencionales, estos no pueden ser revendidos a agencias como Fannie Mae y Freddie Mac, lo que los convierte en una opción más especializada por bancos enfocados a los préstamos hipotecarios.

En general, los préstamos no conformes suelen ser de alto valor, como los préstamos Jumbo, pero también pueden incluir aquellos con un pago inicial demasiado bajo o incluso sin pago inicial. Estos préstamos son una opción para aquellos con puntajes de crédito insuficientes, pero las tasas de interés suelen ser mucho más altas.

Entre los préstamos no conformes, se pueden encontrar opciones respaldadas por el gobierno, como los préstamos del VA, USA y FHA. Aunque no suelen ser la opción preferida por los bancos, pueden ser una alternativa viable para aquellos que no califican para un préstamo convencional.

Préstamos temporales o "hard money loan"

Si estás interesado en adquirir una propiedad y necesitas hacerlo rápidamente, un préstamo temporal podría ser una buena opción. Este tipo de préstamos suelen ser una alternativa para aquellas personas que no califican para un préstamo tradicional debido a su bajo puntaje crediticio o falta de historial crediticio.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos préstamos tienen ciertos riesgos. En primer lugar, los intereses suelen ser bastante más altos que los de los préstamos tradicionales. Además, los plazos de pago son mucho más cortos, por lo que tendrás que devolver el dinero prestado en un plazo de entre uno y tres años.

Si decides solicitar un préstamo temporal, deberás contar con al menos el 20% del valor de la propiedad como reserva. Además, es importante tener en cuenta que estos préstamos tienen una duración máxima de tres años.

Una vez que obtengas el préstamo, debes trabajar en mejorar tu puntaje crediticio lo antes posible, para que puedas solicitar una refinanciación que te permita pagar más cómodamente y con intereses más bajos.

A pesar de los riesgos, los préstamos temporales tienen algunas ventajas interesantes, como:

  • Su aprobación demora apenas unos días, lo que puede ser ideal si necesitas comprar la propiedad rápidamente.
  • Los prestamistas suelen ignorar el historial de crédito, valorando más el costo de la propiedad en garantía. Esto puede resultar beneficioso para aquellas personas con un bajo puntaje crediticio.

Si estás interesado en solicitar un préstamo temporal, puedes buscar opciones en Google buscando "hard money lenders" seguido del nombre de tu ciudad. Es importante investigar y comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión.

Aprovechar el leasing inmobiliario

El leasing inmobiliario, no debe confundirse con la renta de una casa, es una opción que puede ser muy valiosa para aquellos que buscan comprar casa sin crédito en Estados Unidos. A continuación, te explicamos las diferencias entre el leasing y la renta:

  • Duración: mientras la renta de una casa dura aproximadamente 30 días, el leasing dura al menos 12 meses.
  • Contrato de arrendamiento con opción a compra: el dueño de la propiedad puede firmar un contrato que te de la opción a compra al final del plazo del arrendamiento.

La opción a compra es la condición más valiosa en el leasing inmobiliario, ya que puede permitirte comprar una casa sin tener un historial de crédito establecido. Sin embargo, ten en cuenta que existen algunas condiciones que deben ser cumplidas:

  • Pagos mensuales: los pagos mensuales en el leasing son más altos de lo que serían si solo arrendaras la casa. Si normalmente pagarías $1,500 al mes en renta, podrías tener la opción a compra por una mensualidad de $2,000.
  • Cumplir con la mensualidad: si tienes alguna dificultad financiera durante el plazo que dure el contrato, estarás obligado a responder para cumplir con la mensualidad.

El leasing inmobiliario puede ser una excelente oportunidad para construir un historial de crédito favorable y para ahorrar dinero para el pago inicial de tu casa. 

Participar en subastas de casas

Si eres un comprador en busca de una propiedad nueva, es importante que consideres la opción de participar en subastas de casas. Aunque la ejecución hipotecaria es una de las principales razones por las que se subastan muchas propiedades, hay otras razones por las que una casa podría ser subastada. Independientemente de la razón, hay varias ventajas en participar en una subasta de propiedades.

  • Precios más bajos: Los precios de las propiedades en subastas suelen estar muy por debajo de los precios de mercado debido a la necesidad de recuperar los activos y continuar con la actividad del banco. Por lo tanto, tienes la oportunidad de obtener una propiedad a un precio mucho más bajo de lo que sería posible en el mercado inmobiliario regular.
  • Negociación directa:Participar en una subasta te permite negociar directamente con los demás compradores y con el vendedor. Es un proceso justo en el que todos tienen la misma oportunidad de hacer una oferta y de competir por la propiedad deseada.
  • Ahorro de tiempo y dinero: Otra ventaja de participar en una subasta es que puedes ahorrar tiempo y dinero. El propietario se encarga de procesos como la tasación y la transferencia de la propiedad, lo que significa que no tendrás que preocuparte por estos detalles y podrás enfocarte en la oferta.
Te puede interesar  Cuánto ganar para comprar una casa en EE.UU: Guía detallada

Pertenecer a una cooperativa de ahorro y crédito

Las cooperativas de ahorro y crédito son entidades financieras que operan sin fines de lucro, brindando servicios financieros a sus miembros. A diferencia de los bancos tradicionales, las cooperativas no tienen accionistas externos y sus clientes son también sus dueños.

Pertenecer a una cooperativa de ahorro y crédito puede ser muy beneficioso si estás buscando opciones para financiar tus proyectos. Por ejemplo, si estás pensando en comprar una casa sin crédito en USA, puedes buscar asesoría en tu cooperativa para conseguir un préstamo hipotecario con tasas más bajas y condiciones más convenientes que las ofrecidas por entidades financieras tradicionales.

También puedes encontrar opciones de financiamiento para comprar un carro o para obtener un préstamo personal con plazos y tasas de interés que se ajusten a tus necesidades. Incluso si tienes poco o ningún historial crediticio, las cooperativas de crédito pueden ofrecerte opciones para obtener financiamiento.

Es importante tener en cuenta que al ser un miembro de una cooperativa de ahorro y crédito, también podrás acceder a otros beneficios, como programas de educación financiera, servicios de inversión y seguros. Además, por tratarse de una entidad sin fines de lucro, las ganancias que se obtienen son reinvertidas para mejorar los servicios y beneficios que se ofrecen a los miembros.

Si estás buscando alternativas para financiar tus proyectos, considera la posibilidad de unirte a una cooperativa de ahorro y crédito. Aprovecha las ventajas que ofrece esta opción y accede a servicios financieros más justos y convenientes.

A través del apoyo del gobierno

En Estados Unidos, muchas personas se ven limitadas en su capacidad para adquirir una casa debido a la falta de un historial crediticio sólido. Sin embargo, el gobierno ofrece diversas opciones de apoyo para aquellos que buscan hacer realidad el sueño de la propiedad inmobiliaria.

Uno de los programas más populares es el de la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés), que brinda un seguro hipotecario a los prestamistas que trabajan con compradores que tienen un historial de crédito limitado. Esto reduce el riesgo para los prestamistas y hace que sea más probable que aprueben préstamos a compradores que de otra manera no calificarían.

Otra opción es el programa de préstamos garantizados por el Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés), que ofrece préstamos hipotecarios sin pago inicial y con tasas de interés muy bajas para compradores de vivienda en zonas rurales elegibles. Este programa también está disponible para aquellos con un historial de crédito limitado.

Además de estos programas, también hay otros programas locales y estatales que pueden ayudar a los compradores de vivienda a obtener financiamiento y asistencia para cerrar la compra. Es importante investigar y explorar todas las opciones disponibles para encontrar la mejor solución para cada situación individual.

Programa de apoyo para compradores de vivienda rural o suburbana

Se trata de un préstamo gestionado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos que no requiere pago inicial. Lo más importante de este programa es que permite que personas con pocos recursos puedan cumplir el sueño de tener una casa propia, brindándoles una oportunidad de acceso a una vivienda en lugares alejados de las grandes ciudades.

Para aplicar a este préstamo, es necesario cumplir con los requisitos establecidos, los cuales pueden incluir ciertos límites de ingresos, así como el destino de la propiedad que se va a adquirir. Sin embargo, si cumples con los requisitos, puedes beneficiarte de una financiación que te permitirá cumplir tu sueño de tener una casa propia.

¿Cómo obtener un préstamo USDA sin buen puntaje de crédito?

Si estás buscando financiamiento para comprar una casa en áreas rurales, los préstamos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) podrían ser la solución perfecta para ti. Aunque la mayoría de los postulantes con un puntaje de crédito mayor a 640 suelen pasar directamente a un proceso simplificado, esto no significa que aquellos con un puntaje menor no puedan optar a un préstamo USDA.

Afortunadamente, el buen crédito no es un requisito excluyente para obtener un préstamo de este tipo. Existen otras formas de demostrar tu capacidad de pago y solvencia, como a través de la presentación de estados financieros, historial crediticio positivo o la participación en programas de educación financiera.

Además, los préstamos USDA ofrecen una tasa de interés muy competitiva y la posibilidad de financiar hasta el 100% del valor de la propiedad, lo que los convierte en una excelente opción para aquellos que buscan comprar una vivienda de manera accesible y con un bajo costo.

¿Qué pasa si el problema es que tengo mal crédito?

Si te encuentras en la situación de tener un mal puntaje de crédito, es importante que tomes medidas para mejorar tu situación financiera. Aunque puede parecer desalentador, existen opciones para mejorar tu crédito y ser elegible para préstamos y tarjetas de crédito en el futuro.

Una de las primeras cosas que debes hacer es revisar tu historial de crédito y asegurarte de que todos los detalles sean precisos. Si hay errores, debes informarlos a las agencias de crédito y solicitar una corrección. También es importante hacer pagos puntuales en tus cuentas existentes, ya que los pagos tardíos pueden afectar negativamente tu puntaje de crédito.

Si no tienes crédito, existen opciones para comenzar a establecer tu historial crediticio. Una opción es solicitar una tarjeta de crédito asegurada, donde depositas una cantidad de dinero que se convierte en tu límite de crédito. Al hacer pagos puntuales y mantener un bajo saldo, puedes mejorar tu puntaje de crédito con el tiempo.

Otra opción para establecer tu crédito es solicitar un préstamo personal o un préstamo para un automóvil con un co-firmante. Al tener un co-firmante con un buen historial crediticio, puedes aumentar tus posibilidades de ser aprobado para un préstamo y comenzar a establecer tu propio historial crediticio.

En resumen, tener un mal puntaje de crédito no es el final del mundo. Con algunas medidas para mejorar tu situación financiera y establecer un buen historial crediticio, puedes mejorar tus posibilidades para préstamos y tarjetas de crédito en el futuro. Recuerda revisar tu historial de crédito, hacer pagos puntuales y considerar opciones para establecer tu historial crediticio si no tienes crédito.

Categorizado en: